Como el gato y el ratón, queridos seguidores de las máquinas de Goldberg

Queridos seguidores de las máquinas de Goldberg, cuantas veces hemos visto situaciones en las que los seres humanos se convierten por instantes en irracionales y comienzan una interminable persecución al más puro estilo “gato y ratón”? Uno de los últimos ejemplos más evidentes son las reacciones de los políticos con los sorprendentes resultados en las elecciones al parlamento europeo, los rifirrafes entre los paparazzis y los protagonistas del papier couché o incluso el de las vecinas de patio por el tema más insignificante. Ahí va una pequeña muestra de ello en versión animada!

Anuncios