Oh dios mío ¡Hacerse selfies es una máquina de Goldberg!

Hablando de temas de moda nos hemos topado con los Selfies!  Quien diga que nunca se ha hecho una “autofoto”, como antes se denominaba, ¡miente!

Y es que aunque parezca que la tecnología nos ha facilitado esta técnica, ¡es justamente al contrario!  veamos el proceso:

Bien, te tomas una foto con el móvil…pero …uy que blanca has quedado, mejor vamos a ponerle un filtro mas oscuro que parezca que vienes de la playa, bien… pero… y si hacemos un poco más gorditos los labios… fenomenal, borremos un poco de moflete, que estas navidades me he pasado con el turrón, y… un toque más blanco en los dientes, genial!, ahora tan solo poniendo un reflejo azulado en los ojos… Listo! ¡¡¡Ya no parezco yo!!! ahora puedo editar la foto para colocar un fondo bonito en lugar del armario del cuarto de baño, y centrar mi cara en un marco moderno que me haga parecer interesante y  Voilà!! … puedo enviársela ahora a todos mis contactos!

¡¡Hacerse Selfies es una auténtica máquina de goldberg!! ¿Cómo algo tan sencillo se ha se ha transformado en una master class de la complejidad? ¿En que momento nuestro móvil se convirtió en un cómplice de una intrincada máquina de Goldberg?

No solo nosotros nos hemos dado cuenta, la conocida marca DOVE que aboga por la belleza real, también apuesta por los selfies naturales! Así!, sin más sin retoques! y ha intentado convencer en su nueva campaña a las jóvenes norteamericanas

Os dejamos el vídeo del proceso! y ahora…. tu decides!

para ver la versión larga del anuncio pincha aquí

Anuncios

Menos estrategias y más éxitos

Ahora sí, el invierno ya está aquí y… ¡no tenemos escapatoria! De esta no salimos ni de forma sencilla ni compleja (ni siquiera al más puro estilo Goldberg).

Y es que si la cosa ya estaba complicada antes para ligar, ahora con la lluvia, el frío, el paraguas y las doscientas capas que llevamos encima que alguien me explique cómo conseguir acercar distancias. Que no, que preferimos el verano. Menos turrón, más caipiriñas, más playa y más noches de verano.

Y vale que en verano tampoco sea tarea fácil, pero ahora tienen que alinearse los astros para triunfar una noche (la única que has conseguido vencer a la pereza y salir del sofá). Y es que no nos culpo, porque no sale especialmente rentable. Entre las copas en vaso de tubo a precio de oro que bien podrían llamarse tubos de hielo y las eternas colas en las discotecas de moda hemos dejado de un lado la esencia de salir: ligar. Y no nos vengáis con el “yo salgo para pasármelo bien”. Que no, no lo intentéis. Y para ello siempre hemos tirado del mecanismo de Goldberg, porque que levante la mano quien se haya acercado a alguien en una discoteca sin rodeos o estrategias. Pues eso, nadie. Como si se tratara de la tercera guerra mundial nos dedicamos a crear unas estrategias para llegar a conquistar nuestro objetivo de las que el mismísimo Bonaparte estaría orgulloso. Y como buenos españoles todos tus amigos están en la causa, acercándose a su grupo de amigos/as, cubriéndote en todos y cada uno de tus movimientos o consiguiendo su teléfono como si de la formula de Coca-Cola se tratase.

Y cuando por fin decides acercarte (después de horas de calentamiento) el dueño de la discoteca decide que tu noche se ha acabado y que la vida es mucho mejor con las luces encendidas. Así que, consigues tu abrigo y paras el primer taxi, prometiéndote que la próxima vez irás al grano, dejándote de estrategias. Aunque, ¿quién no ha ideado estrategias surrealistas para ligarse al chico/a que tiene justo en frente?  Os dejamos un video de la popular serie “Dos hombres y medio” como ilustración. ¡Qué tengáis un fin de año nocturnamente productivo! 😉